Mis 6 primeras semanas de dieta informativa

En mi último viaje a Uruguay estuve muy desconectado de Internet durante algo más de dos semanas. Estaba en el campo (adjunto foto) y durante esos días aproveché para leer varios libros.

2014-09-16 08.55.12

Entre los libros que leí estaba The 4 hour work week de Timothy Ferriss. El objetivo (trabajar 4 horas por semana) no me llamaba la atención, pero las técnicas que describe el libro si me parecieron muy destacables. Fue en ese libro donde vi mencionada por primera vez un libro llamado “the Information Diet”. En el libro de Ferriss describían lo esencial y me decidí a ponerlo en práctica “a mi manera”.

En qué consiste

Esencialmente, se trata de que evites totalmente las dosis inmensas de información con las que nos atiborramos diariamente. En mi caso me he centrado especialmente en la “actualidad”. Hago todo lo posible por no leer las noticias ni ver informativos, no es fácil, pero en ocasiones sumo 2 o 3 días enteros sin siquiera mirar la portada de un periódico.

En el libro me prometían que si había noticias importantes ya me enteraría de otra manera. En mi caso concreto, así ha sido y además, por dos canales: twitter y en conversaciones con otras personas.

Ahora mismo, las noticias me llegan muy filtradas y además puedo decidir si quiero saber más o no.

Toca aclarar que mi yo rompo muchas reglas de las que indican los defensores de esta dieta. Tengo para empezar, barra libre de fútbol, películas y alguna serie que sigo. De hecho, un post como este probablemente sería totalmente ignorado por alguien que estuviera siguiendo una dieta rigurosa.

¿Tiene ventajas?

Mi opinión es que sí.

La primera, proteger ese recurso tan escaso que es la atención. Prestar atención exclusivamente a aquellas cosas que me sean relevantes y tengan un posibilidad de afectarme, sin llevarlo a un extremo. Un ejemplo, ¿qué se obtiene de dedicarle atención a algo que ya ha ocurrido, que no puedes remediar o paliar y que definitivamente no te afectará en el futuro? (acabo de describir el 90% de las noticias cada día). La respuesta, es que lo único que has conseguido es quitarle atención a algo que si te afectará.

Las demás ventajas nacen de la primera. En general, menos angustia por cosas que no puedes cambiar y más tiempo y atención a las cosas que te importan.

Si no se lleva a un extremo, es perfectamente compatible con ser socialmente responsable. De hecho, el momento de mi vida en el que más me he movido por ayudar a otros han sido estas semanas. Tal vez sea casualidad, tal vez no.

Yo no he dejado de expresarme en twitter ni tampoco he decidido que no me importa lo que pasa en el mundo, pero si que he decidido exponerme muchísimo menos al ruido de los medios actuales.

De cara a aumentar mi productividad, me he prohibido también cosas como mi querido imgur, aunque algún fin de semana en un momento de debilidad…

No he llevado la dieta del modo riguroso que recomendaban en el libro, pero sí ha sido lo suficientemente rigurosa como para notar cambios significativos en mi productividad y en mi estado de ánimo.

La última ventaja, algo inesperada pero muy lógica, es que ahora mismo socializar es más sencillo. He pasado de estar al tanto de todo, a ser esa persona a la que con cualquier noticia la sorprendes y ya son varias las personas que al verme me preguntan si me he enterado de esto o de aquello.

En estas 6 semanas no he encontrado desventajas.

¿Lo recomiendo?

Pues aquí toca un DEPENDE (con mayúsculas, sí). Durante años he estado sobre-expuesto a dosis salvajes de información. Mi mujer siempre encontró frustrante que al mostrarme cualquier cosa que le llamara la atención en su facebook yo le contestara siempre lo mismo: Ya lo he visto.

Por otro lado hay gente a la que estar un poco más en contacto con el mundo no le va a hacer daño (por ejemplo, esas personas que cuando me preguntan como me llamo, no saben escribir mi nombre). Tampoco tengo claro que estar expuesto a las noticias y los informativos son la solución.

Creo que es fácil saber si te vendría bien. Si crees que pasas demasiado tiempo en timelines de twitter o facebook, esperando la siguiente meme, angustiado por las noticias del mundo o si estás preocupado porque hace 15 minutos que no tienes una notificación en el móvil creo que es muy probable que te puedas beneficiar de algo así.

Finalmente, si eres un adicto al trabajo, un CEO de un proyecto que demanda muchísimo de ti y vives sintiendo que necesitas más tiempo y más concentración (no me identifico), podrías considerar una versión rigurosa de la dieta y en general, muchas de las técnicas descritas en The 4 hour workweek son individualmente bastante interesantes y recomendables.

Si tenéis dudas, dejad un comentario o preguntad por twitter y os contesto encantado, eso sí, el día o momento en que lo lea. Porque para más adelante queda pendiente otra nota: Mis X semanas sin notificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *